La ignorada muerte de una orca

fauna, información, morgan 4 Comentarios »

¿Puede haber algo más injusto que acabar con la vida de un ser indefenso?

Sin duda: La hipocresía de quienes dicen alzarse en defensa de los “sin voz” y en realidad solamente están movidos por el resentimiento y por el ánimo de imponer su propia moral al resto del mundo.

Y si no es así, por favor, que alguien trate de explicar esta paradoja: En 2010 un ejemplar joven de orca apareció varado en la costa de Holanda, fue rescatada y la administración competente decidió que no tenía garantías de sobrevivir si era devuelta al mar. Finalmente se descartó la alternativa de la eutanasia y se optó por introducirla en un grupo de orcas bajo cuidado humano. Esa orca es Morgan, Loro Parque aceptó el compromiso de colaborar con la Administración Holandesa, y hoy nada feliz junto con el resto del grupo en Orca Ocean. Esto es exactamente lo que se espera de un zoológico, que acepte colaborar cuando hay animales que necesitan ayuda. Sin embargo, lejos de reconocer el compromiso con el bienestar animal, el caso de Morgan desató una campaña de críticas absolutamente sin precedentes de algunas organizaciones animalistas. Estas organizaciones de “bienestar animal” se movilizaron para captar fondos con los que financiar un largo proceso judicial sin sentido, ya que los tribunales han confirmado una y otra vez que la Administración Holandesa cumplió estrictamente con la ley. Incluso han ido más allá con la publicación de informes “supuestamente científicos” en los que tratan de desacreditar a todos aquellos que se han preocupado por el bienestar de Morgan.

Sin embargo, casi tres años después, a principios de este mes de abril, otro joven ejemplar de orca varó en las costas de Noruega y la administración también decidió que, si se devolvía al mar, no tendría garantías de sobrevivir. En este caso la decisión de las autoridades fue mucho más simple y económica: matarla con dos disparos de rifle. Ante esta situación, uno esperaría que las organizaciones en defensa de los “sin voz”, los paladines de la supervivencia de las orcas en el Atlántico Norte, se alzaran en defensa de los derechos para salvar la vida de ese ejemplar varado. Pues no, al contrario, en muchos foros animalistas se felicitaban de la muerte de este animal porque así no caería en las “garras” de los zoológicos. La muerte de esta orca pasó totalmente ignorada, sin una sola protesta, todo lo contrario, los pocos comentarios de los animalistas aplaudían ese final.

Raro, ¿verdad?. Pues todavía es más raro si por un momento consideramos que este desproporcionado esfuerzo por parte de algunas organizaciones “de protección animal” está dirigido a salvar ejemplares de una especie que no está amenazada, mientras cientos de especies se extinguen cada día en nuestro Planeta en una crisis de biodiversidad global sin parangón. Lamentablemente ya no podemos albergar esperanzas de que las autoproclamadas organizaciones de “bienestar animal” comprendan que hay que priorizar los esfuerzos y los escasos recursos en ayudar a las especies de animales más amenazadas. Pero ¿Sería mucho pedir que fueran coherentes y dedicaran el mismo esfuerzo en proteger la vida y el bienestar de todas las orcas varadas?

Ganador del Concurso Huevos de Pascua

educación, foto, fundación, video Sin comentarios »

El pasado viernes nuestro Niño Director, Victor, tuvo que elegir al mejor artista entre todos los finalistas del concurso de dibujo infantil celebrado durante la Semana Santa, una difícil decisión debido a la gran calidad presentada por los pequeños artistas. Sin embargo fue Adrián Fernandez Martín quien con su ingenio e ilusión ganó la Nintendo Wii Mini del concurso. A todos los niños, ¡muchas gracias por participar!

ganador

Conserva­tion Programme – Philippine Cockatoo

foundation, photo @en Sin comentarios »

Formerly found throughout the Philippine archipelago, the endemic Philippine Cockatoo (Cacatua haematuropygia) is close to extinction due to large-scale habitat loss and intense poaching activities. There are estimated to be a maximum of 1,245 individuals, but could well be less than 1,000, with the largest remaining populations today found on Palawan and adjacent smaller islands. a

The long-term goal of the Philippine Cockatoo Conserva­tion Programme (PCCP) is the down-listing of the species from ‘Critically Endangered’, and the main strategy of the programme is to conserve in-situ its remaining viable subpopulations. This is through technical conservation measures, like nest protection, and through active participation and understanding of the local population, especially local decision-makers. Warden schemes remain the single-most important tool to assure the short-term survival and recovery of the species, whereas lobbying, conservation education, habitat restoration and reintroduction, as well as provision of alternative livelihood options are important for the long-term improvement of the conditions for cockatoo conservation in the Philippines.

For 14 years the Loro Parque Fundación has been supporting the Philippine NGO, the Katala Foundation, with a total of US$1.365.168 to run the PCCP. It has done this in partnership with Chester Zoo, the Zoological Society for the Preservation of Species and Populations (ZGAP), Conservation des Espèces et des Populations Animales (CEPA) and Association Beauval Conservation & Recherche.

Due to the success of this project, the overall population may now be slowly increasing. Between 1999 and 2003, the activities of the PCCP focused on the small offshore island of Rasa and the nearby mainland community of Narra in eastern Palawan. A community-based wardening scheme on Rasa Island, which has the densest cockatoo population known to remain, ensures that no nests are poached. The project has initiated a slow withdrawal to transfer responsibility to a local conservation group. The other important locations in Palawan where the PCCP has been working for some years are the island of Dumaran, the Culasian Managed Resource Protected Area in the district of Rizal, and the islands of Pandanan, at the southern tip of Palawan in the district of Balabac.

Programa Conservación – Filipina

animales, educación, fauna, fundación Sin comentarios »

La Cacatúa Filipina endémica (Cacatua haematuropygia) está acercándose rápidamente a la extinción debido a la pérdida de hábitat a gran escala y una intensa actividad de caza furtiva. Antiguamente se la podía encontrar en todo el archipiélago Filipino, pero hoy en día se estima que hay un máximo de 1.245 ejemplares, pero que bien podría ser inferior a 1.000, siendo las mayores poblaciones remanentes las que se encuentran en Palawan y en las islas adyacentes más pequeñas.

El objetivo a largo plazo del Programa de Conservación de la Cacatua Filipina (PCCP) es la reducción del nivel de la especie de ‘En Peligro Crítico’, y la estrategia principal del programa es la de conservar in situ el resto de las subpoblaciones viables. Esto se pretende lograr a través de medidas de conservación, como la protección de nidos, y mediante la participación activa y la comprensión de la población local, especialmente los responsables locales. Los esquemas de guardería siguen siendo la herramienta individual más importante para asegurar la supervivencia a corto plazo y la recuperación de la especie, así como el lobby, educación para la conservación, la restauración del hábitat y reintroducción, así como la provisión de alternativas de subsistencia son importantes para la mejora a largo plazo de las condiciones para la conservación de cacatúa de Filipinas.

Durante 14 años, nuestra Fundación ha apoyado la ONG filipina, la Fundación Katala, con un total de 1.365.168 dólares US para ejecutar el PCCP. Lo ha hecho en colaboración con el zoo de Chester, la Sociedad Zoológica para la Conservación de Especies y Poblaciones (ZGAP), Conservation des Espèces et des Populations Animales (CEPA) y la Asociación Beauval de Conservación e Investigación.

Debido al éxito de éste proyecto, la población ha ido en aumento. Entre 1999 y 2003, las actividades del PCCP se centraron en la pequeña isla de la Rasa y la comunidad cercana de Narra en el este de Palawan. La comunidad situada en la isla de Rasa posee actualmente la mayor densidad de población de la cacatúa de Filipinas, y se lleva a cabo un programa de vigilancia para que los nidos no sean saqueados. El proyecto ha tenido la iniciativa de ceder la responsabilidad a un grupo de conservación local. Otros lugares importantes de Palawan, donde el PCCP ha estado trabajando desde hace algunos años son la isla de Dumaran, el Culasian, gestionado como Área Protegida con Recursos en el distrito de Rizal, y las islas de Pandanan, en el extremo sur de Palawan, en el distrito de Balabac.