Loro Parque estrena próximamente un jardín acuático único en el mundo

Sin categoría Sin comentarios »

Una nueva exposición sin precedentes y de relevancia internacional, que tomará forma de acuario paisajístico, se inaugura a finales de mayo en Loro Parque. Este jardín japonés bajo el agua es el primero de su tipo que se construye en el mundo y despierta sensaciones que recuerdan a Atlántida, la famosa ciudad sumergida. Con esta apuesta nunca antes vista, la Compañía Loro Parque consolida su compromiso por ofrecer a sus visitantes propuestas innovadoras y únicas en el mundo, diseñadas siempre con la excelencia como premisa.

Esta novedosa exhibición subacuática está inspirada en los paisajes forestales japoneses y en las majestuosas cordilleras de las montañas asiáticas, y ha sido creada utilizando la técnica del ‘aquascaping’. Única en el mundo por su complejidad, innovación y belleza, transmitirá la profundidad y el equilibrio al más puro estilo zen y cautivará a los aficionados de la flora y la fauna.

Destaca, además de por su complejidad, por las especies utilizadas en su creación y por la distribución de las plantas y su frondosidad. Este último es un aspecto clave, ya que muchas de ellas deben ir adaptándose al crecimiento de sus hojas en un espacio sumergido, evocando una estética cuidada al milímetro, como el arte de podar y mantener un bonsay. Así, los visitantes se maravillarán con la complejidad de la flora absolutamente viva y en todo su esplendor, al haberse evitado cualquier elemento inerte simplemente decorativo.

A través de este novedoso jardín subacuático, Loro Parque, como centro de conservación de la vida silvestre, quiere enfatizar la importancia de mantener el equilibrio de los ecosistemas del entorno natural que representan las maravillas de la naturaleza. La exhibición estará abierta al público a partir del sábado, 1 de junio, después de que se celebre su inauguración oficial el viernes 31 de mayo.

Loro Parque Fundación descubre a los estudiantes el mar de Canarias

Sin categoría Sin comentarios »

Loro Parque Fundación llevará a cabo, durante todo el mes de abril, el proyecto ‘Descubriendo Nuestro Mar’, que busca dar a conocer la extraordinaria riqueza de las aguas canarias y sensibilizar sobre la necesidad de protegerla y conservarla. La iniciativa está destinada a alumnado de Secundaria y contará con la participación diferentes centros de la isla de Tenerife.

La actividad se desarrollará en tres sesiones, en días diferentes, y estará conducida por las educadoras de la Fundación, que utilizarán una dinámica de trabajo lúdica y participativa con el objetivo de fomentar el interés del alumnado y de generar en él un vínculo que propicie la protección del medio marino y de la naturaleza en general. La primera parte tendrá lugar en el aula, en el centro escolar; la segunda, en Loro Parque y la tercera, a bordo del catamarán Freebird One.

El proyecto ‘Descubriendo Nuestro Mar’ busca ampliar el conocimiento de los jóvenes sobre las características oceanográficas del Archipiélago que lo convierten en un punto caliente de biodiversidad; descubrirles y enseñarles a valorar la inmensa riqueza de la fauna marina de las Islas, en especial de las especies de cetáceos que frecuentan las costas canarias; mejorar su sensibilización sobre los principales problemas que afectan a la conservación del medio marino; y que desarrollen actitudes de respeto, cuidado y responsabilidad para la conservación de los océanos, mediante el refuerzo y el fomento del uso de alternativas más sostenibles que disminuyan los impactos negativos que genera en ellos la actividad humana.

Esta iniciativa de Loro Parque Fundación cobra especial relevancia teniendo en cuenta la situación geográfica de las Islas Canarias que, junto a sus peculiaridades oceanográficas, hace que confluyan en sus alrededores especies tropicales y subtropicales con otras de aguas templadas. La cercanía de ambientes batiales y abisales en las costas hacen de los archipiélagos de la región de la Macaronesia grandes oasis en medio de las rutas migratorias norte-sur, lo que favorece la presencia de la mayor diversidad de cetáceos de todo el Océano Atlántico.

Estas peculiaridades, sin embargo, hacen a las islas oceánicas más susceptibles a los diversos factores de amenaza, como el cambio climático, la contaminación o la sobrepesca, que afectan negativamente a la protección de los océanos y, en especial, al grado de conservación de determinadas especies.

Evitar el deterioro de la biodiversidad marina de Canarias solo es posible si se conoce y se aprecia su singular riqueza, por lo que la educación ambiental juega un papel fundamental a favor de la conservación de este “tesoro” sumergido, tan bello como frágil. Es por eso que Loro Parque Fundación, a través de ‘Descubriendo Nuestro Mar’, pretende implicar a los escolares canarios para que mejoren su conocimiento sobre el característico patrimonio marino que les rodea, de forma que sean sus prescriptores y promuevan actitudes de respeto que redunden en el fomento de su conservación y el uso sostenible de sus recursos.

Así, la Fundación continúa poniendo en marcha proyectos educativos que fomentan la protección y la conservación de la naturaleza, en la línea del trabajo que define su labor desde su creación en el año 1994. Alineada con los principios de Loro Parque, centro de conservación de la vida silvestre que hace posible su existencia gracias a su financiación, ya ha destinado más de 18.000.000 de dólares a diferentes proyectos de conservación ‘in situ’ y ‘ex situ’ y ha logrado salvar a 9 especies de loros de la extinción.

Los activistas están equivocados: los acuarios apoyan la conservación

Sin categoría Sin comentarios »

Por: Robin Ganzert*

Fuente: http://thehill.com/opinion/energy-environment/387008-the-activists-are-wrong-aquariums-support-conservation

A juzgar por las docenas de acuarios de todo el país que ofrecen la programación del Día de la Madre, decenas de miles de madres estadounidenses parecen estar dispuestas a pasar su día especial en un asiento de primera fila para ver a las majestuosas e impresionantes criaturas marinas. Y es por una buena razón: un viaje al acuario local es algo que toda la familia puede disfrutar, con la vida marina dando a las madres un descanso merecido de entretener a los niños.

Desafortunadamente, un movimiento activista llamado Empty the Tanks está tratando de arruinar la diversión. Hoy, es anfitrión de protestas coordinadas a nivel mundial que exigen que los acuarios reintroduzcan a sus habitantes al mar. La declaración de su misión dice así: “Acaba con el cautiverio, protege los océanos”.

Como conservacionista comprometida, entiendo que esta misión tiene cierto atractivo emocional. Pero después de un examen más profundo, vaciar los tanques del acuario tendría un impacto negativo más allá de simplemente eliminar la alegría de visitar un acuario. Haría retroceder la causa conservacionista, no avanzarla.

Los acuarios son una especie de esperanza para la innumerable fauna marina amenazada por la contaminación oceánica y la sobrepesca. Hay una isla de basura plástica del doble del tamaño de Texas flotando frente a la costa de California, una de las cinco islas de basura masiva que cubren el globo. Un estudio de la Universidad de Plymouth encontró que la contaminación del plástico afecta al menos a 700 especies marinas, y algunas estimaciones sugieren que al menos 100 millones de mamíferos marinos mueren cada año como resultado.

Las tres especies de atún rojo están tan en peligro por la sobrepesca que su recuperación es prácticamente imposible. El delfín de Maui de Nueva Zelanda y el delfín jorobado del Atlántico occidental podrían desaparecer en una década. Hay más de 135 especies de tiburones en peligro de extinción; el número de tiburón martillo común, encontrado en el acuario de Nueva Jersey, entre otros, ha disminuido en un 99 por ciento en los últimos 30 años.

Aproximadamente el 15 por ciento de las especies de acuarios están amenazadas o en peligro de extinción. La mayoría de los acuarios tienen programas de rescate robustos, donde estos animales amenazados pueden encontrar un puerto seguro, con la conservación y la investigación como misiones clave. Una vez rescatados, los acuarios pueden estudiar estas especies y tener un impacto real al salvarlas.

Hay 115 programas de reintroducción , 40 de los cuales se enfocan en especies amenazadas o en peligro, en zoológicos y acuarios estadounidenses. En lo que va de año, el Equipo de Rescate de Animales de SeaWorld Orlando ha rescatado a 30 manatíes, que se devuelven cuando se rehabilitan. En total, SeaWorld ha rescatado a más de 31,000 animales y ha publicado más de 300 estudios científicos.

La investigación llevada a cabo por científicos de acuarios también informa a los esfuerzos de conservación y a las exhibiciones. El año pasado, los científicos del Acuario de Georgia realizaron con éxito evaluaciones de la salud de tiburones ballena en peligro por primera vez en la remota bahía de Cenderawasih en Indonesia. Durante su reciente visita a St. Helena, los científicos estudiaron los movimientos del tiburón ballena y el impacto de la contaminación plástica en sus medios de vida. Esta información ayuda a informar sobre los esfuerzos de conservación y la exhibición de tiburones ballena en el Acuario de Georgia.

Quizás el mayor beneficio que tienen los acuarios en el avance de la conservación es inspirar a la gente a actuar. Los acuarios ofrecen a la gente común la extraordinaria oportunidad de ver la fascinante vida marina de cerca. Esto es vital para generar el apoyo público necesario para los esfuerzos de conservación. Para generar apoyo para la conservación de las criaturas marinas, las personas deben apreciarlas profundamente. Pero para apreciarlos, la gente primero debe conocerlos. Los acuarios ofrecen a las personas esta introducción.

Para hacer lo mejor, los acuarios deben mantenerse con los más altos estándares de bienestar animal. El programa American Humane Conservation promueve este objetivo certificando que los animales de zoológicos y acuarios participantes son saludables, positivamente sociales, activos, seguros y que viven con los niveles adecuados de luz, sonido, aire y calor. Estos estándares son establecidos por expertos en ciencia animal, proporcionando la validación de terceras partes de un trato humano y bienestar positivo que un público cada vez más exigente.

Como la mayoría de las madres, reconozco el vínculo indescriptible que los niños tienen con los animales. Debilitar este vínculo al devolver a los habitantes del acuario al mar también debilitaría el movimiento de conservación. Los posibles manifestantes de hoy deben pensar en esto antes de actuar sobre las emociones. Y las familias estadounidenses deben apoyar los esfuerzos de conservación visitando sus acuarios locales.

*Robin Ganzert, Ph.D., es presidente y CEO de American Humane , la organización humana más antigua del país. Fue subdirectora de servicios filantrópicos en The Pew Charitable Trusts en Washington, DC, y fue vicepresidenta senior y directora nacional de Philanthropic Wealth Management. El autor del libro, “Animal Stars: Detrás de escenas con tus actores favoritos de animales”, aparece regularmente en foros como CNN, The Today Show, Fox and Friends, NPR y On the Record con Greta Van Susteren.

El trabajo de Loro Parque Fundación logra salvar 9 especies de loros de la extinción

fauna, foto, fundación Sin comentarios »

Loro Parque Fundación ha logrado salvar, gracias a sus esfuerzos en materia de conservación, a un total de 9 especies de loros de su total extinción.

Desde su creación en el año 1994, Loro Parque Fundación ha apoyado proyectos de conservación de especies amenazadas con la aportación económica de más de 18.000.000 dólares. El cambio de categoría de amenaza en muchas de estas 9 especies constituye un éxito de conservación medioambiental a nivel mundial que convierte a esta organización sin ánimo de lucro como la más efectiva en esta materia internacionalmente.

La “Lista Roja” de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) agrupa a las diferentes especies en diferentes categorías de amenaza: de preocupación menor, casi amenazada, vulnerable, en peligro de extinción, en peligro crítico de extinción, extinta en estado silvestre y extinta. Las psitácidas –los loros- son uno de los grupos de aves más amenazados en todo el planeta. Gracias a los esfuerzos de la Fundación, 9 especies se han salvado de su inminente desaparición.

A continuación, se presenta el listado de especies con información específica sobre cada uno de los proyectos y sus resultados.

Loro Orejiamarillo (Ognorhynchus icterotis) – Colombia

En el año 1998 se contaba escasamente con 82 ejemplares del Loro Orejiamarillo de Colombia. Gracias al apoyo técnico y financiero de Loro Parque Fundación a lo largo de los años, con la aportación de más de 1.500.000 de dólares, sus poblaciones rondan, en la actualidad, los 4.000 ejemplares. Así, su categoría cambió de “en peligro crítico” a “en peligro”.

Esta ave está directamente ligada a una palmera local a la que se le extraían sus hojas con motivo de celebraciones religiosas y de tradición cultural. Y el vínculo entre ambas especies es tan estrecho que, si la palmera desaparece, se extingue el Loro Orejiamarillo. Diversas acciones de repoblación y de concienciación local de la población y de sus autoridades, junto al uso de nidos artificiales se ejecutaron con tanto éxito que, hoy, se puede ver a esta especie de loro en bandadas. A través de la organización local ‘ProAves’ se implantaron medidas que han logrado que sean las personas del lugar las que se impliquen y protejan directamente su valor natural único.

Guacamayo de Lear (Anodorhynchus leari) – Brasil

El Guacamayo de Lear, oriundo del nordeste de Brasil, ha sido históricamente víctima de caza, saqueos, destrucción del hábitat y presiones de diferentes tipos en una zona en los que las condiciones son extremas. En el año 1994, el censo no alcanzaba los 200 ejemplares y, sin embargo, hoy en día, asciende a 1.300 individuos, pasando de la categoría “amenaza crítica” a solo “en peligro”. Loro Parque Fundación ha apoyado diferentes acciones para la recuperación de esta especie con más de 460.000 dólares.

Entre las más relevantes se encuentra la de la compensación a los agricultores de maíz de la región, que achacaban a esta especie el daño de sus cosechas. La creación de fondos entre diferentes instituciones permite que los cultivadores, una vez demostrados los daños reales, reciban el abono de las cantidades correspondientes con el compromiso de no aniquilar a los guacamayos que ocasionalmente pudiera mermar su producción. La región en la que habitan, la Caatinga, que en lenguaje Tupí (lengua indígena de América del Sur) significa “Bosque Blanco” –en épocas de sequía extrema llegan a perder todas sus hojas y los extremos de sus ramas se tornan blanquecinos- es muy singular porque, a pesar de alcanzar temperaturas altas y una sequedad extrema, alberga una gran biodiversidad endémica. La recuperación de esta especie permite, a su vez, conservar esta zona, que es muy amplia y difícil de abarcar.

Loro Parque Fundación participa en el programa “ex situ”. El Gobierno de Brasil envió en el año 2006 a dos parejas incautadas procedentes del tráfico ilegal para que se realizara su reproducción, lográndose al cabo de seis meses el primer resultado de cría. Hoy, ya son 32 los que han nacido en Tenerife, de los que 9 han regresado a su país de origen, formando todos parte de la red de seguridad de la especie en medios controlados.

Guacamayo Barbazul (Ara glaucogularis) Bolivia

El Guacamayo Barbazul es endémico de las amplias llanuras del Beni en Bolivia, una auténtica joya de la naturaleza que, en los años 90, no superaba la cifra de 50 ejemplares. Aunque continúa en peligro crítico, las poblaciones que se han podido observar en el vasto territorio en el que habitan superan los 250 ejemplares. Una amplia inversión desde el año 1995 hasta hoy, de más de 1.500.000 de dólares ha logrado sensibilizar a las poblaciones locales frente a esta especie que, durante años, fue explotada para el uso de sus plumas en tocados tradicionales indígenas.

La elaboración de plumas artificiales y talleres para aprender a confeccionar los tocados han permitido que miles de guacamayos, de diferentes especies, se hayan visto beneficiados. Trabajos de campo en conjunto con los actores locales y las instituciones científicas del lugar están logrando un avance para esta especie que, dada la singularidad de su hábitat y su comportamiento, exigen un esfuerzo continuado en el tiempo.

Cacatúa de Filipinas  (Aacatua haematuropygia) – Filipinas

El de la Cacatúa de Filipinas es uno de los proyectos estrella apoyados por Loro Parque Fundación. Gracias a los importantes esfuerzos de la ONG local ‘Katala Foundation’, el crecimiento de las poblaciones ha sido vertiginoso: de 22 ejemplares en los años 90 se ha pasado a más de 1.200 en la actualidad; incluso, con la reciente liberación en la naturaleza de 7 ejemplares recuperados desde su más tierna edad del tráfico ilegal.

Una de sus más ilustres protagonistas, Indira Widman, recibió recientemente el premio ‘Withley Awards for Nature and Conservation’ por la gran labor desempeñada con esta especie que, al vivir en islas, hace muy complejas las labores de recuperación y de control.

Una de las estrategias más ingeniosas desarrolladas ha sido la de entrenar a prisioneros de la cárcel local y a antiguos traficantes expoliadores de nidos como “guardianes de la naturaleza salvaje”, y son ahora vigilantes de las zonas en las que ellos mismos reconocen el diezmo de las poblaciones.

Amazona Colirroja, Brasil(Amazona brasiliensis) – Brasil

La brasileña Amazona Colirroja es una especie amenazada del bosque tropical atlántico, principalmente de los estados de Sao Paulo y Paraná (con muy pocos individuos en el norte del estado de Santa Catarina), al sureste de Brasil. Durante más de una década, Loro Parque Fundación ha apoyado las actividades para la conservación de la población silvestre de esta especie, y los esfuerzos realizados han demostrado un éxito contundente.

En la década de 1980, la población total de la Amazona Colirroja probablemente rondase los escasos 2.500 ejemplares y, sin embargo, ahora se estima que ya se han superado los 9.000 ejemplares, y la categoría de amenaza de la especie se ha reducido de “en peligro” a “vulnerable”. La mayoría de la población –un 70%- se localiza en Paraná, donde la reproducción se da en islas bajas y boscosas a lo largo de la costa. El bosque es susceptible de sufrir perturbaciones, sobre todo por el desarrollo del turismo y por la tala de las especies de árboles que este loro prefiere para su anidación.

En consecuencia, Loro Parque Fundación ha apoyado a la ‘Sociedade de Pesquisa em Vida Selvagem e Educação Ambiental’ (SPVS) para vigilar y proteger sus áreas de reproducción, dado que es vital involucrar a la población para preservar los árboles de los que depende la especie, y es esperanzador observar cómo, a corto plazo, el uso de nidos artificiales como sistema auxiliar ha dado muy buenos resultados y ha repercutido directamente en el aumento de efectivos para la especie.

Cotorra de Mauricio (Psittacula eques) – Isla de Mauricio

La Cotorra de Mauricio es la última especie nativa superviviente del género que antes poblaba todas las islas occidentales del Océano Índico. Los periquitos de Mauricio eran comunes en Isla Mauricio, pero comenzaron a declinar, tanto en números como en distribución geográfica, a mediados de 1800. En 1986 se estimaba una población de 8 a 12 individuos con solo tres hembras en edad reproductiva.

Este declive fue una consecuencia de la destrucción masiva del hábitat y de su degradación, que resultó en una escasez de árboles nativos que suministraban alimento y de los árboles grandes endémicos necesarios para anidar.

El esfuerzo de la recuperación para esta especie fue conducido a través de la ‘Mauritius Wildlife Foundation’, con la que Loro Parque Fundación colaboró activamente para ayudar a satisfacer su objetivo principal: establecer una población viable del Periquito de Mauricio en la naturaleza. El programa logró una contribución importante en el crecimiento de la población, que alcanzó los 188 ejemplares en 2003 (de 8 a 12 periquitos en 1986). Además, se hicieron liberaciones con éxito de periquitos criados en cautividad, y un refuerzo de la reproducción entre los periquitos salvajes y los criados en cautividad –uno de los datos relevantes fue que una hembra criada en cautividad se reprodujo con un macho salvaje dando viabilidad a su descendencia-.

Doce periquitos de Mauricio, liberados de la estación de cría en la isla, sobrevivieron en los bosques nativos. Fruto de todos estos esfuerzos, continuados en el tiempo, el crecimiento de la especie en la Isla sigue siendo exponencial, con un censo que hoy supera los 500 ejemplares.

Guacamayo Cabeciazul (Primolius couloni) – Perú

Perú, Brasil y Bolivia albergan al poco común Guacamayo Cabeciazul, si bien sus poblaciones localizadas no son nunca muy abundantes. Sin embargo, la población global goza cada vez de un mayor número de efectivos y su categoría de amenaza también ha pasado de “en peligro” a “vulnerable”.

Loro Parque Fundación ha financiado las investigaciones de campo para esta especie, logrando desarrollar mapas de campo que describen las localizaciones de la especie que temporalmente pueden ser más o menos abundantes. Conocer los censos reales de esta especie es la base de su conservación, y su cambio de categoría de amenaza no asegura completamente su desaparición en zonas concretas.

Periquito Cornudo (Eunymphicus cornutus) – Nueva Caledonia

En Nueva Caledonia, un periquito con la cabeza adornada por elegantes plumas, ha sufrido durante años la presencia de especies invasoras en su hábitat, como las ratas, que atacan sus huevos y sus pollos. Vigilar sus territorios durante toda la temporada de cría, e identificar estrategias de reproducción y condiciones de hábitat de la especie, han permitido su prosperidad en los últimos años, pasando su categoría de “en peligro” a “vulnerable”.

Lograr identificar el tipo de paisaje por el que se mueven, y conocer su comportamiento diario, además de los problemas a los que se enfrentan, implica mucho tiempo de investigación y trabajo técnico que, en este caso, ha dado muy buenos resultados.

Inseparable Cachetón (Agapornis nigrigenis) – Zambia

Loro Parque Fundación colaboró, desde 1997, con el ‘Research Centre for African Parrot Conservation’ en Sudáfrica, en la investigación sobre las poblaciones del Inseparable Cachetón, un pequeño loro del que se conocía muy poco de sus poblaciones al sudoeste de Zambia.

Curiosamente, este fue uno de los últimos loros descubiertos en África en 1906, y las poblaciones que existían bajo cuidado humano en Europa se vieron muy reducidas después de las dos guerras mundiales, con las que la importación de semillas en Europa se vio afectada (lo que podía influir en futuras demandas de capturas).

Aprender sobre su hábitat, su biología en general, e interactuar con las poblaciones locales para que entendiesen la importancia de preservarlo y cómo hacerlo ha sido crucial para la recuperación de esta especie que hoy es, de nuevo, abundante en el medio. Loro Parque Fundación continúa hoy en día apoyando la investigación de esta especie en el campo para contar con censos actualizados.