Nacen varias crías de chucho en el acuario de Loro Parque

Sin categoría Sin comentarios »

El acuario de Loro Parque ha visto nacer recientemente a tres crías de chucho (Hypanus americanus), lo que evidencia el estado de bienestar de los animales que habitan en sus instalaciones.

A pesar de continuar cerrado al público debido a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19, la vida ha continuado con normalidad dentro del zoológico portuense, que ha dado la bienvenida en este período a nuevos ejemplares de diferentes especies.

Esta raya es vivípara, por lo que, tras la fecundación interna, los embriones se desarrollan dentro de las madres, que los nutren hasta que están listos para nacer. “Aunque el Parque esté cerrado, la naturaleza se hace camino y los ciclos reproductivos siguen adelante”, asegura Ester Alonso, conservadora de peces e invertebrados de Loro Parque. Además, el hecho de que se reproduzcan implica que los animales están cómodos y que su sistema inmunológico es lo suficientemente fuerte.

Una curiosidad de las Hypanus americanus es que tienen la parte dorsal oscura para confundirse con la opacidad del mar y el vientre de color blanco para deslumbrar a sus depredadores con el sol, una gran estrategia de mimetización si tienen que nadar.

Las crías evolucionan favorablemente en la cuarentena, donde se encuentran retiradas para evitar interacciones con cualquier otra de las especies con las que conviven en las instalaciones de exhibición, o incluso con otros ejemplares de mayor tamaño. Al tratarse de peces, y no mamíferos, las madres no tienen instinto de protección e incluso ellas podrían confundirlas con una posible presa para alimentarse. Una vez reabierto el Parque, los nuevos miembros de la familia podrán ser visitados en la instalación de los pingüinos de Humboldt, en Planet Penguin.

Con este nuevo nacimiento, Loro Parque afianza su compromiso con la protección y conservación de los animales, demostrando el éxito de su sistema de cría dentro de una filosofía que lo ha convertido en una auténtica embajada de los animales salvajes.

Carta abierta a PETA

información Sin comentarios »

Es realmente sorprendente que PETA Alemania siga publicando campañas para pedir la liberación de Morgan. Y ahora con la novedad de añadir también a su hija Ula, nacida en Loro Parque. Uno podría llegar a pensar que, o bien los representantes y activistas de PETA Alemania no saben leer, o no entienden las resoluciones de los tribunales de justicia.

Esta más que demostrado y ha sido reconocido en 10 sentencias judiciales y varios pronunciamientos positivos del Comité de Peticiones del Parlamento Europeo que Morgan no puede ser liberada. Por eso, las autoridades holandesas la colocaron acertadamente en Loro Parque para que se integrara en un grupo social de animales de su especie en uno de los delfinarios más modernos del mundo, lo que, por cierto, se hizo con gran éxito.

Hace casi 10 años que un grupo de expertos independientes dejaron bien claro que Morgan no podía liberarse porque:

  • Su familia jamás fue encontrada, ni siquiera se han vuelto a encontrar grupos relacionados con su familia desde 2007.
  • Cuando Morgan se encontró sola, deshidratada y desnutrida, no había tenido tiempo de aprender las técnicas de caza de los grupos de orcas noruegas.
  • Liberarla sería una condena a una larga agonía y una inevitable muerte, lo que, evidentemente, no es posible y es absolutamente contrario a la protección de los animales.
  • La demanda de PETA de un traslado inmediato de los animales a un centro de rescate en el mar es simplemente utópica, porque no existe una instalación como tal.
  • Asimismo, la devolución de estos dos animales al mar supondrá una contaminación genética, algo que podría causar un impacto adverso en la vida de las poblaciones de orcas salvajes.

Además, en 2019 se publicó en una revista científica los resultados del segundo audiograma de Morgan, que no dejan ninguna duda sobre su sordera. ¿Cómo puede una organización que dice defender los derechos de los animales proponer que una orca sorda, sin familia y sin haber aprendido habilidades de caza para alimentarse sea transferida a un centro de rescate para después ser liberada en el mar? Además acompañada por su hija de dos años, que tampoco sabe cazar y no puede aprender de su madre.

Es algo tan absurdo que podría hacernos creer que los señores de PETA no han entendido la situación. Sin embargo, este no es el caso. Simplemente utilizan cada oportunidad que tienen para hacer este tipo de campañas para ganar notoriedad y donaciones.

Donaciones que las personas de buen corazón y los amantes de los animales hacen convencidos honestamente de que estos fondos se utilizarán en favor de los animales que sufren. Pero no es así.

En este punto, nos gustaría dejar algo claro: ¡nuestros animales no sufren! Viven en instalaciones espaciosas; son cuidados con el máximo esmero; reciben comida y atención médica de primera calidad, así como ejercicio diario para mantenerse en forma física y mental, y todo el amor y la atención de sus cuidadores.

Pero volviendo a la cuestión de los gastos en donaciones de PETA… De los más de 10 millones de euros obtenidos de donaciones y herencias a beneficio de PETA Alemania en 2019, menos del 8% fueron utilizadas en favor de los animales. Es decir, 92 céntimos de cada euro donado a PETA se gastan sin haber ayudado, de acuerdo a los datos ofrecidos por la propia organización, a ni un solo animal. Fuente: https://www.peta.de/mediadb/PETA-Wirtschaftsjahr-2018_2019-01.pdf

Dado el tipo de “ayuda” que reciben los animales cuando tienen la mala suerte de ser rescatados por PETA, casi es mejor que no dediquen ningún dinero a financiar refugios para animales abandonados.

Los refugios de PETA en Estados Unidos tienen la mayor tasa de sacrificio de mascotas. En promedio, los animales “rescatados” son sacrificados en menos de 48 horas. Y es que como dice su presidenta y fundadora Ingrid Newkirk, de forma bastante abierta: “nosotros no abogamos por el derecho a la vida de los animales” (https://www.snopes.com/fact-check/ingrid-newkirk-quotes-peta-euthanasia/)

Es verdaderamente lamentable para los animales con necesidad de ser ayudados que una organización como PETA esté engañando a las personas de buena voluntad que de verdad quieren ayudar. Y es una vergüenza que las organizaciones que luchan por el bienestar animal y la conservación de la biodiversidad como Loro Parque, tengan que soportar estas falsedades solamente por la codicia de PETA.

En el año 1994, Loro Parque consolidó su firme compromiso con la labor medioambiental a través de la creación de Loro Parque Fundación, una organización internacional sin ánimo de lucro especializada en la conservación y la protección de especies de loros y mamíferos marinos, entre otros animales, que se encuentran en peligro de extinción.

Cada año, y gracias a la financiación por parte de Loro Parque de los costes operacionales de la Fundación, el 100% de las donaciones que se reciben se destina directamente a proyectos de conservación de la naturaleza y la biodiversidad, así como a proyectos educativos, tanto in situ como ex situ. Así, “100% para la naturaleza” no es solo un lema, sino que va mucho más allá: es una realidad. Sus números y sus resultados hablan por sí solos: más de 21,5 millones de dólares estadounidenses invertidos en casi 200 proyectos en los cinco continentes, y 10 especies de loros directamente salvadas de la extinción inminente.

Además, Loro Parque Fundación mantiene un firme compromiso con la biodiversidad marina de las Islas Canarias y dedica importante parte de sus recursos a su protección a través de proyectos con Loro Parque Fundación y con el acuario Poema del Mar. Entre ellos, destaca CanBio, un programa de investigación financiado conjuntamente por Loro Parque y el Gobierno de Canarias y a través del que diferentes grupos de investigación de la Universidad de La Laguna y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria estudian el cambio climático en el mar y la acidificación oceánica y sus efectos en la biodiversidad marina de Canarias y la Macaronesia, especialmente sobre los cetáceos, tortugas marinas, tiburones y rayas.

Sin embargo, ¿qué han hecho estas organizaciones, como PETA, que dicen preocuparse por el bienestar de los animales? Pues, en lugar de luchar contra los verdaderos problemas que ponen en peligro la supervivencia de muchas especies y sus hábitats naturales, destinan un enorme esfuerzo a desacreditar con mentiras a los zoológicos que albergamos delfines u orcas (así como muchas otras carismáticas especies de animales), y que ponemos todo nuestro empeño en que nuestros animales disfruten de las mejores condiciones posibles bajo nuestro cuidado.

Y ahora nos gustaría saber, de una vez, ¿qué ha hecho PETA hasta ahora y cuánto dinero ha invertido para proteger las poblaciones silvestres de cetáceos o cualquier otra especie animal?