Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Tafira apoya a Loro Parque

artículo Añadir un comentario

Fuente: http://www.loroparque.com/press/en/component/k2/item/download/4_8f606a87e9f3ae77b04cd87ed831f691

INFORME SOBRE LA COLABORACIÓN MANTENIDA ENTRE LORO PARQUE Y EL CENTRO DE RECUPERACIÓN DE FAUNA SILVESTRE DE TAFIRA EN TEMAS DE RESCATE, RECUPERACIÓN Y CONSERVACIÓN DE LA FAUNA SALVAJE DE LAS ISLAS CANARIAS Y SU ENTORNO GEOGRÁFICO

El Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Tafira (CR) es un hospital para la fauna salvaje dependiente del Cabildo de Gran Canaria como administración pública con competencia en el rescate y rehabilitación de fauna salvaje accidentada o enferma y también en proyectos de conservación de especies amenazadas.

Desde hace varias décadas nuestro CR ha mantenido una línea de colaboración muy importante con Loro Parque. Fruto de esa colaboración ha sido la liberación final de ejemplares de nuestra fauna silvestre que, de no haber existido la ayuda de Loro Parque, difícilmente hubiesen podido ser liberados en buenas condiciones.

En el presente informe intentaré hacer una sucinta descripción de algunos de los casos en que Loro Parque ha colaborado altruistamente con el CR de Tafira.

– Ayuda en traslados y liberación de un grupo familiar de cuatro ejemplares de delfín mular (Tursiops truncatus) que no se habían podido liberar tras una larga noche de trabajo de rescate tras un varamiento en masa de una quincena de delfines en la Playa de Pozo Izquierdo, en el sureste de la isla de Gran Canaria.

Este gran varamiento en masa se produjo la noche del 3 de octubre de 2001. Los cuatro ejemplares citados estaban sanos y fuertes pero ante la reiteración en volver a varar tras ser alejados mar adentro, fueron trasladados, con gran dificultad ante la carencia de medios como camillas apropiadas, a nuestras piscinas de rehabilitación de tortugas marinas situadas en el Instituto Canario de Ciencias Marinas de Taliarte. Al siguiente día se organizaría todo para liberar los cuatro delfines desde un remolcador de la Dirección General de la Marina Mercante en un lugar adecuado situado lejos del punto de varamiento en masa.

Para realizar ese traslado se precisaba de camillas de transporte y de una persona especializada en mover de manera profesional a grandes ejemplares de delfín mular que, entre otras cuestiones, pudiera coordinar todo el equipo necesario pues nosotros, tras una larga noche y madrugada de trabajo en condiciones de hipotermia estábamos en condiciones físicas muy deplorables. Solicitamos esa ayuda urgente, nos pusimos en contacto con los responsables de Loro Parque y en apenas tres horas disponíamos de un experto cuidador y entrenador de delfines, Joan Salichs, y las cuatro imprescindibles camillas de transporte. Joan dirigió las maniobras de izado de los delfines y sus sucesivos traslados al camión de transporte y al barco remolcador. Los cuatro delfines pudieron ser liberados a unas millas frente al Faro de Sardina del Norte en el noroeste de la isla de Gran Canaria, al lado contrario de su lugar de varamiento. El grupo de delfines no volvió a varar en esta ocasión y pudieron ser vistos sanos y salvos meses más tarde al ser reconocibles por las cicatrices de sus aletas caudales.

– A mediados del mes de septiembre de 2001 vararon dos ejemplares de foca de cascos (Cistophora cristata) en las islas de Fuerteventura y Tenerife respectivamente. Ambos ejemplares de foca eran unos cachorros que, por causas hasta ahora desconocidas, se salían de su área de distribución y aparecían en zonas muy al sur. Aquí sufrían del exceso de temperatura ambiente y del mar, padeciendo una hipertermia y hemoconcentración que les resultaba letal de no ser corregida continuamente. Los ejemplares fueron mantenidos durante varios días en nuestras instalaciones del ICCM de Taliarte pero resultaba evidente que no podíamos mantenerles mucho tiempo a base de procurarles un ambiente artificial a base de hielo comercial. Es por ello que se solicitó ayuda a Loro Parque para albergar en buenas condiciones a las focas. Desde Loro Parque se aceptó albergar temporalmente las dos focas en una de las piscinas de cuarentena de pingüinos árticos de que disponían con capacidad de control de la temperatura ambiente y del agua. Allí se mantuvieron las focas durante 5 meses hasta que, una vez ganaron peso y buena condición física, fueron trasladadas hasta el norte de Escocia para ser liberadas con la colaboración de grupos conservacionistas locales.

– El día de 22 de septiembre de 2006 autoridades locales se ponen en contacto con especialistas españoles en foca monje solicitando ayuda para el rescate de una foca varada en la Playa del Muelle de Lâayoune, en el Sahara, actualmente bajo administración del Reino de Marruecos.

Finalmente se ponen en contacto con el CR de Tafira y nos piden ayuda para salvar a esa foca en aparente mal estado (Imagen 4). Analizamos las imágenes e identificamos al animal como un cachorro de foca de casco en muy mal estado sanitario. Cualquier actuación de rescate debía ser inmediata.

Contactamos con Loro Parque para solicitar ayuda en una posible intervención de rescate que implicaría un traslado urgente a El Aaiun y vuelta urgente con el animal para ser rehabilitado en Canarias. Como en otras ocasiones desde Loro Parque se nos dieron todas las facilidades y asumieron los gastos del rescate de manera totalmente altruista. Esa misma tarde nos desplazamos al Sahara donde un rápido y efectivo dispositivo logró sacar el animal del estado de shock en que se encontraba debido a la hipertermia y hemoconcentración (Imagen 5).

Días más tarde, tras solucionar los problemas administrativos, muy laboriosos debido al inicio del mes sagrado del Ramadán musulmán, la foca pudo llegar a Gran Canaria. Al día siguiente, como en otras ocasiones, serían las piscinas y cuidadores de Loro Parque quienes transformarían la foca moribunda en un animal fuerte y apto para ser liberado. Finalmente “Sahara”, como se denominó al cachorro de foca, se trasladó a Inglaterra a un lugar especializado en la recuperación de estas especies, para ser liberada al norte de Escocia unos meses más tarde.

– Un ejemplar de pingüino real (Aptenodytes patagonicus) es un animal para el que el CR de Tafira no está preparado para albergar por largo tiempo. El día de septiembre de 2003 recibimos aviso de que un ejemplar de esta especie se encuentra de manera muy precaria en un barco pesquero de la Japan Tuna cuya flota estaba atracada en los muelles de la Bahía de La Luz en Las Palmas de Gran Canaria. Puestos en contacto con el responsable de la consignataria que gestionaba el atraque de la flota y posteriormente con el patrón de pesca que tenía al pingüino como mascota se nos entregó el animal en bastante mal estado. Tras cuidados iniciales y estabilización del mismo el pingüino fue trasladado al siguiente día hasta Loro Parque donde estaban dispuestos a acogerle en cuarentena en piscina adecuada y en tanto se decidía cual podría ser el futuro de tan desubicado animal cuyo hábitat natural era inaccesible para nuestras posibilidades de traslado.

El animal resultó ser una hembra y por mi parte, como responsable de su recuperación, decidí que lo mejor, dada la especificidad de sus requisitos, la imposibilidad de reincorporarla al mar de La Antártida, y para salvarle la vida, era que pasara a formar parte de la colección de pingüinos que existe en Puerto de La Cruz. Al poco tiempo el animal se emparejó y por diferentes visitas que he realizado al Parque está en buenas condiciones y ha podido reproducirse generando pollos sanos.

– El día 14 de enero de 2008 se produce el varamiento de un cachorro de foca gris (Halichoeurus grypus) junto a la Mezquita de Hassan II en la ciudad de Casablanca, Reino de Marruecos. Los responsables del Institute Nacional per la Recherche Haeliotique (INRH) de Casablanca, donde las autoridades marroquíes han albergado provisionalmente a la foca, se ponen en contacto con nosotros para intentar recuperarla y, una vez curada, devolverla a las aguas del Mar del Norte tal y como ellos conocían se había realizado en otras ocasiones exitosamente con focas varadas en Canarias o en Lâayoune (Sahara). Al igual que en esas ocasiones es gracias a la desinteresada ayuda de Loro Parque que nos desplazamos urgentemente hasta Casablanca y allí iniciamos el tratamiento del animal que en este caso presentaba un absceso en el cuello y una profunda herida, probablemente, producida por la mordida de un depredador.

Como en ocasiones ya descritas el cachorro acabó en las instalaciones de Loro Parque en tanto recuperaba su salud y forma física. Finalmente los responsables de Loro Parque la liberaron en el País Vasco, en el norte de España, que forma parte del área de distribución natural de la foca gris.

Como se puede comprobar nuestra colaboración con Loro Parque se ha traducido en eficaces rescates de animales salvajes que, de no haber sido por esa colaboración, hubiesen muerto. En todos los casos la liberación de los animales en su hábitat natural y en buenas condiciones de salud ha sido el objetivo a conseguir por Loro Parque.

Dejar una respuesta