Comunicado

información Añadir un comentario

Loro Parque lamenta profundamente la muerte del adiestrador de delfines José Luis Barbero, y se suma a las notas de condolencia publicadas por Marineland Mallorca y Georgia Aquarium.

El origen de este triste suceso parece residir en el acoso y la presión que las campañas que algunas organizaciones animalistas han promovido en las redes sociales en contra de los delfinarios y del Sr. Barbero en particular. En este caso concreto acusaron a Marineland Mallorca y a sus trabajadores de “posible maltrato de los delfines”.

Al respecto y con el máximo respeto hacia la libertad de expresión, opinión y difusión, Loro Parque recuerda que España es un estado de derecho que cuenta con legislación específica para la protección de los animales en contra del abuso y el maltrato animal. Cualquier ciudadano que tenga pruebas del incumplimiento de dicha legislación sobre protección animal tiene el deber de ponerlas a disposición de las autoridades competentes mediante la pertinente denuncia.

Por eso resulta totalmente inexplicable que algunas organizaciones insistan en lanzar campañas públicas en contra de los zoológicos y sus trabajadores sin medir las consecuencias que el fanatismo y los prejuicios ocasionan en la comunidad. La defensa del bienestar animal no justifica en ningún caso, las acciones de escarnio y escrache público, como las ocurridas contra Marineland Mallorca.

Como en tantas ocasiones lo más seguro es que esta campaña de acoso público no haya servido para mejorar el bienestar de ningún animal ni tampoco para concienciar a nadie de la importancia de la protección de los delfines, pero tristemente parece que ha acabado con la vida de una persona. Ahora sólo podemos transmitir nuestro pesar y nuestra solidaridad a la familia y a los compañeros de José Luís Barbero.

Dejar una respuesta