El bienestar animal requiere que se haga ciencia imparcial

artículo Añadir un comentario

Fuente:

En las últimas décadas, la preocupación por el bienestar de los animales en todo el mundo ha aumentado de forma constante. La calidad de vida de los animales, tanto en el medio natural como en los zoológicos, le importa al público. Además, legisladores y reguladores se encargan de promulgar políticas que pueden afectar al bienestar de estos animales. Es vital que estas decisiones estén bien fundamentadas con revisiones imparciales y exactas de los conocimientos científicos. Desafortunadamente, no todas las revisiones están a la altura de las reglas y la objetividad comúnmente aceptadas. En un paper titulado La parcialidad y la tergiversación de la ciencia socava el discurso productivo sobre la política de bienestar animal: un caso de estudio, un equipo internacional de científicos dirigido por la Dra. Kelly Jaakkola, directora de investigación del Dolphin Research Center en Grassy Key, Florida, examinó una revisión tremendamente defectuosa sobre el bienestar de las orcas (Orcinus orca) bajo cuidado humano. El documento que analizaron, titulado Los efectos nocivos de la cautividad y el estrés crónico en el bienestar de las orcas (Orcinus orca), estaba firmado por los Dres. Lori Marino, Naomi A. Rose, Ingrid N. Visser, Heather Rally, Hope Ferdowsian y Veronica Slootsky. Todos los autores de esta revisión de Marino et al. son conocidas voces contrarias al mantenimiento de orcas y otros mamíferos marinos en instituciones zoológicas.

Aunque los temas planteados son importantes para el bienestar animal, como lo son la esperanza de vida, el estrés, el espacio disponible y si las orcas bajo cuidado humano están lo suficientemente estimuladas, el documento de Marino et al. se queda muy corto en lo que a una revisión imparcial y exacta se refiere. En su crítica, Jakkola et al. examinan y explican una serie de defectos de metodología y las tergiversaciones de la literatura científica presentes en la revisión de Marino et al., lo que incluye referencias problemáticas, una sobreinterpretación de los datos, elección de términos engañosos y argumentación sesgada.

“Los debates sobre el bienestar animal en los zoológicos y acuarios son importantes”, señala la Dra. Jakkola, “pero, por definición, la toma de decisiones informadas requiere de buena ciencia y la de Marino et al. no lo es. Las referencias son incompletas e inexactas, los argumentos, sesgados y su revisión de los datos, engañosa. Este tipo de problemas generalizados no solo socavan la credibilidad científica de la pieza, sino que pueden conducir a decisiones mal informadas, e incluso perjudiciales, sobre los animales y su cuidado.”

Jaakkola et al. abordan su crítica desde la amplia discusión sobre el mantenimiento de la credibilidad de las revisiones científicas. Intencionadamente, no toman postura sobre si las orcas deberían mantenerse en zoológicos y acuarios. “Es absolutamente necesario que nosotros, como científicos, no dejemos que nuestros sentimientos personales distorsionen la interpretación de los datos ni, como hacen Marino et al., dejar que las agendas influyan en cómo se analizan y comunican los datos científicos”, afirma la coautora Dra. Stephanie L. King, profesora titular de la Universidad de Bristol, en Reino Unido. “En ese de hacerlo, la práctica científica no logrará nada positivo, ni para los animales, ni para el público o los órganos legislativos y reguladores.”

ARTÍCULO: Jaakola, K., Bruck, J.N., Connor, R.C., Montgomery, S.H., King, S.L., (2020) ​Bias and misrepresentation of science undermines productive discourse on animal welfare policy: A case study ​Animals​, 10, 1118. Available with open access at
https://www.mdpi.com/2076-2615/10/7/1118

Dejar una respuesta