Loro Parque prevé introducir en sus instalaciones botellas biodegradables y compostables para sustituir a las de plástico

Sin categoría Añadir un comentario

Loro Parque continúa progresando en la implementación de su estrategia para eliminar el plástico de un solo uso de sus instalaciones, y ya ha sustituido numerosos productos por alternativas fabricadas con materiales biodegradables y compostables, que son responsables con el medio ambiente.

Entre otras acciones, el Parque ha anunciado su compromiso de sustituir las botellas de agua de plástico de un solo uso por otras biodegradables y compostables, convirtiéndose en uno de los zoos europeos pioneros en tomar una decisión de tal magnitud y en dejar de producir botellas de plástico de un solo uso como residuos. Será solo cuestión de semanas que las nuevas botellas se encuentren a disposición de todos los visitantes.

Además, en los restaurantes del Parque, por ejemplo, se han introducido varias opciones sostenibles para reducir progresivamente el uso de plástico, como las cucharas, las cañitas o los vasos de granizada, y se continúa trabajando en la búsqueda de más alternativas. Asimismo, los chubasqueros a disposición de los clientes en ‘Orca Ocean’ han sido sustituidos por ponchos elaborados con materia prima orgánica procedente del maíz. También se han introducido cambios para el personal, como la instalación de dispensadores de agua con bidones retornables y botellas de aluminio reutilizables, o bolsas de tela en sustitución de las bolsas de plástico que se usaban anteriormente.

Asimismo, Loro Parque Fundación ha puesto a la venta diferentes artículos elaborados en su totalidad con plástico reciclado (R-PET), y su distribución contribuirá a la sensibilización de los visitantes del Parque sobre los efectos del uso de este material. Cojines, zapatillas, bolsos y mochilas son algunos de los productos, en cuya fabricación no se ha utilizado agua ni se ha emitido CO2 a la atmósfera.

Loro Parque reconoce la importancia de minimizar el uso de plástico debido al degradante impacto que este tiene en la naturaleza: al año, se estima que los océanos acumulan entre 8 y 13 millones de toneladas de plástico –lo que equivale a un mínimo de 800 veces el peso de la Torre Eiffel o a 34 veces la superficie de Manhattan-, y se estima que, en el año 2050, habrá en ellos más plástico que peces.

Así, afianzando su papel como centro de conservación de la vida silvestre, ha decidido tomar medidas, tanto en la reducción de las cantidades de plástico que se utilizan en sus instalaciones –eliminando, al menos en un 80%, el plástico de un solo uso- como en la sensibilización y concienciación de sus visitantes sobre esta problemática.

El Parque, representado también por Loro Parque Fundación, manifiesta así su preocupación por el futuro de la humanidad: en el año 2050, el 85% de la población vivirá en ciudades, y la esperanza de vida alcanzará los 90 años. El zoológico se pregunta, con estos datos sobre la mesa, cómo podrá lidiar el planeta con todas estas dificultades si el ser humano no empieza a actuar desde ya en su favor.

Dejar una respuesta