Loro Parque ya cuenta con tres generaciones de una familia de pingüinos rey

animales, foto, nacimiento Añadir un comentario

Loro Parque está de enhorabuena. Y no solo porque ha tenido lugar un nuevo nacimiento en sus instalaciones, que siempre es una buena noticia, sino porque esto ha dado lugar a un caso extraordinario: su famosa y querida hembra de pingüino rey Geisha, acogida en el Parque en agosto del año 2003, ya tiene hijos, nietos y bisnietos.

Hace ahora 14 años, Geisha fue atrapada accidentalmente por un pesquero japonés y, tras un largo viaje, llegó a Gran Canaria. Un centro de recuperación de fauna de la administración local se hizo cargo de ella y contactó con Loro Parque para su traslado y recuperación.

Una vez en el Parque hubo que cuidarla con mucha delicadeza y, después de un chequeo exhaustivo, estabilizar su temperatura para adecuarla a la de un pingüino de su especie, adaptar su dieta para recuperarla de su delgadez y, finalmente, trasladarla a la exhibición de la Antártida en Planet Penguin para su integración en la colonia de pingüinos.

Su adaptación fue rápida y muy buena, y a partir de finales de 2006 comenzaron sus intentos por reproducirse. En hembras primerizas es habitual que los huevos sean infértiles, por lo que, tras varios intentos, Geisha tuvo su primer pichón en febrero de 2009. Su segunda cría llegó justo dos años después, en febrero de 2011. “Tras 14 años con nosotros, hoy Geisha es madre de dos hijas, tiene tres nietos, y ahora también su primer bisnieto”, cuenta Ruymán Moreno, del Departamento de Pingüinario.

La historia de Geisha supone una gran satisfacción para el equipo de Planet Penguin y Loro Parque, y demuestra que su preocupación por el bienestar de sus animales no tiene fronteras. Gracias a su labor en materia de conservación de la biodiversidad y de sensibilización sobre la importancia de la protección del mundo animal, el portal de viajes TripAdvisor le ha otorgado recientemente el premio Travellers’ Choice 2017 al mejor parque zoológico del mundo.

Dejar una respuesta