Se desenmascara la campaña de mentiras en la que PETA ataca contra el Loro Parque

información Añadir un comentario

Hace unos días, el blog vegano de PETA publicó un artículo sobre el delfín Annessa, para convencer a la gente de que deben apoyar la liberación de Morgan. Pusieron como ejemplo al delfín Annessa para intentar demostrar que aquellos delfines que han nacido bajo el cuidado humano pueden ser reintroducidos en su hábitat natural. Dicen que siempre la volvían a ver y que supuestamente hoy cumplía 36 años. Nos conmueve cómo se tergiversan los hechos, ya que eso que informa una chica llamada Tanja (supuestamente Dr. Tanja Breining), no se corresponde con la realidad.

Después de que Annessa, que nació en EEUU en un centro de investigación de delfines (Dolphin Research Centre) en Florida, fue arrojada al mar por una tormenta, solamente fue vista una vez tras haber desaparecido, es decir, pocos días después del suceso. Desde entonces no hay rastro de ella. Nadie ha podido demostrar que alguien la haya visto o que ha vivido durante más tiempo. Es absurdo que PETA asegura justamente lo contrario, no siendo conscientes de que estas falsas declaraciones acerca de los animales, vuelven a abrir la herida de los cuidadores y verdaderos amantes de los delfines, quienes sienten que han perdido a un miembro de la familia por culpa de la tormenta, tal y como compartió Mandy Rodríguez, cofundadora y directora general del centro de investigación de delfines, en la página de Facebook de dolphinaria.truth.

RicO’Barry, que difundió información falsa el verano pasado acerca de Morgan, apoya en este tema a PETA. En la entrevista, a la que PETA hace referencia, éste aseguraba con aires de superioridad que él podía reintroducir a los delfines poniendo como ejemplo la historia falsa y frívola de Annessa. Asegura que ha vuelto a devuelto a “muchos” delfines a su hábitat natural. Pero esto tampoco lo ha podido demostrar científicamente. Sin embargo, lo que está probado legalmente es el trato incorrecto que ha tenido con los delfines que ha “liberado”, porque debido a su incapacidad, o bien no sobreviven o son capturados. Por tanto, ni en este caso, ni en el de Annessa, puede hablarse de una liberación exitosa o de una nueva vida en el mar.

Quien tergiversa los hechos a su favor como lo hacen en este caso PETA y O’Barry no es fidedigno. Engañan con publicaciones falsas con el fin de recibir donaciones. Esta manipulación de los hechos acerca de Annessa es simplemente un ejemplo. Por ese motivo, no vamos a aceptar dialogar ni cooperar con PETA, O’Barry, u otra organización que difunda información falsa de ese tipo, ni mucho menos cumplir con lo que nos exigen. El hecho es que se han descalificado en varias ocasiones, tanto como compañía como fuente de información fiable, no importa cuántas firmas aseguran haber recogido.

Aquí les mostramos de nuevo toda la declaración de Mandy Rodríguez, cofundadora y directora general del centro de investigación de delfines de Florida: “O’Barry y otros no tienen ninguna prueba que respalde la afirmación de que Annessa está viva y de que la ven “constantemente” después de que hace años desapareciera tras la tormenta. No han sido capaces de distinguirla de entre otros delfines. Durante muchas semanas, los cuidadores de DRC, que la conocían desde el día en que nació, y que la podrían reconocerla fácilmente, la estuvieron buscando en los Cayos de Florida – teniendo también en cuenta el resto de avistamientos de toda la gente en general. Solamente hubo una sola foto de ella que tuvo lugar poco después de la tormenta, pero no hubo nada más. Es importante destacar que lo único que quedó claro con esa fotografía fue que Annessa habían perdido mucho peso y que era evidente que no había podido sustentarse por sí sola. Desgraciadamente nadie volvió a ver a Annesa, ni hay pruebas de que ha sobrevivido mucho más tiempo”. Y añade: “O’Barry y otros utilizan este rumor como un intento de apoyar sus declaraciones. Con ello, no sólo difunden y extienden información falsa, que engaña a sus seguidores y al público en general, sino que con esas declaraciones también abren las heridas en los corazones de los cuidadores de DRC de Annessa y de todos los amantes de los delfines que sienten que han perdido a un familiar querido”.

Después de esta declaración, es evidente para todo el mundo que los que están en contra de los delfinarios tienen que mentir para poder argumentar en contra de nuestra cuidado, porque no tienen ninguna prueba que hable negativamente sobre nuestro cuidado con Morgan o con cualquier otro delfín que este bajo nuestra protección. Varios expertos independientes y equipos de expertos confirman el bienestar de los animales de nuestra laguna de delfines y de Orca Ocean. También hacemos constar datos médicos de los animales que muestran que aquí los animales se encuentran bien y que nuestro cuidado no les afecta negativamente (por alto niveles de estrés, por ejemplo, entre otros). La institución más importante de España encargada del bienestar animal también lo ha confirmado, así como las autoridades, que tienen a su disposición tanto los datos como a nuestros animales.

Le animamos a que usted mismo visite nuestro delfinario donde no sólo podrá conocer la realidad del cuidado de nuestros delfines, sino que también va a aprender acerca de estos animales. Cada uno de los más de un millón personas que nos visitan al año puede ver que los animales se encuentran bien, y también el amor y el respeto que reciben nuestros animales por nuestra parte. No deberíamos dejar que una minoría, radical y fanática en contra de los delfinarios, difunda información falsa en Internet.

Apéndice: Cita original

“O’Barry y otros no tienen ninguna prueba que respalde la afirmación de que Annessa está viva y de que la ven “constantemente” después de que hace años desapareciera tras la tormenta. No han sido capaces de distinguirla de entre otros delfines. Durante muchas semanas, los cuidadores de DRC, que la conocían desde el día en que nació, y que la podrían reconocerla fácilmente, la estuvieron buscando en los Cayos de Florida – teniendo también en cuenta el resto de avistamientos de toda la gente en general. Solamente hubo una sola foto de ella que tuvo lugar poco después de la tormenta, pero no hubo nada más. Es importante destacar que lo único que quedó claro con esa fotografía fue que Annessa habían perdido mucho peso y que era evidente que no había podido sustentarse por sí sola. Desgraciadamente nadie volvió a ver a Annesa, ni hay pruebas de que ha sobrevivido mucho más tiempo”.

“O’Barry y otros utilizan este rumor como un intento de apoyar sus declaraciones. Con ello, no sólo difunden y extienden información falsa, que engaña a sus seguidores y al público en general, sino que con esas declaraciones también abren las heridas en los corazones de los cuidadores de DRC de Annessa y de todos los amantes de los delfines que sienten que han perdido a un familiar querido”.

Dejar una respuesta