Muerte súbita: ¿cómo la respuesta a las muertes de mamíferos marinos nos hace menos humanos?

fuente original: https://claire-simeone.medium.com/suddenly-dying-how-does-our-response-to-marine-mammal-deaths-leave-us-less-human-c85e1c6e7a38

Hace dos semanas, una orca llamada Skyla murió en Loro Parque, en las Islas Canarias (España). La causa de la muerte fue una torsión intestinal, que provocó una sepsis aguda (infección del torrente sanguíneo) y una muerte súbita. No puedo comentar el caso de Skyla, porque no estuve presente. Lo que sí puedo decir, tras una década cuidando de la salud de los mamíferos marinos en diversos entornos, es que la respuesta pública a este caso suena similar a muchos casos anteriores y se hace eco de la respuesta que veo en otros campos y disciplinas.

Leo declaraciones de organizaciones, comentarios en las redes sociales y conversaciones entre colegas. He leído que un veterinario ha reflexionado sobre los acontecimientos que provocaron este caso y los consiguientes llamamientos al maltrato de este animal.

He sido testigo de cómo tanto los mamíferos marinos como otras especies mueren rápidamente debido a la torsión del intestino. Es algo que requiere una operación de urgencia, y a menudo llegamos demasiado tarde, en caso de que la operación sea incluso una opción. Sin embargo, las diferencias que he observado en la forma en que la gente habla públicamente de las muertes de mamíferos marinos es desconcertante: vi a dos colegas intentar salvar a una foca monje salvaje de Hawai que finalmente murió como consecuencia de una torsión. Sus esfuerzos fueron alabados como heroicos, y admitimos que habían hecho todo lo posible para salvar una vida. ¿Por qué en el caso de Skyla se criticaron los esfuerzos del equipo veterinario? ¿Y por qué la muerte súbita fue considerada como un efecto de la vida en cautividad?

Una ira similar se lanza repetidamente contra los veterinarios en todas las áreas, con frecuentes artículos de noticias que retratan a un propietario afligido y la pérdida de una mascota donde se asume inmediatamente la culpa. El ciberacoso, las amenazas físicas y la carga mental que conlleva contribuyen a que las tasas de suicidio en la profesión veterinaria (y en las profesiones sanitarias en general) sean más de tres veces superiores a las de la población general, y grupos de apoyo en línea como Not One More Vet (NOMV) cuentan con más de 26.000 miembros.

Recuerdo muy bien los sentimientos que sentí como veterinaria al atender a un animal que muere súbitamente. Sentimientos de dolor, de cuestionamiento de mis acciones y capacidades, y la pesadez de las críticas y la ira de los que están llorando también.

Al trabajar continuamente con especies de mamíferos marinos, soy consciente de las pasiones que estos animales evocan. Mi intención no es cambiar la mentalidad sobre si las especies de mamíferos marinos deben estar bajo cuidado humano. La verdad es que incluso mirar la foto que encabeza este post probablemente polarice a los lectores. Esa pasión existe porque la gente se preocupa profundamente. Y necesitamos esa pasión. Necesitamos la pasión de los defensores que ven la oportunidad de mejorar la vida de los animales. Y también necesitamos la pasión de los cuidadores que dedican su carrera al cuidado de estas especies, y que hacen todo lo que está en su mano para comprometerse con la salud y el bienestar de los animales.

Y siempre necesitamos recordarnos que, de hecho, somos humanos. Si alguna vez empezamos a pensar que hemos aprendido todo lo que tenemos que aprender, o que no necesitamos innovar, deberíamos dejar nuestro trabajo, porque sencillamente no puede ser verdad. Siempre se puede mejorar la salud y el bienestar de los animales que cuidamos, y yo dedico mi trabajo a esa búsqueda continua.

A los que os preocupáis y cuidáis de los animales en cualquier sentido, si habéis perdido uno, os entiendo, y me uno a vosotros en esta experiencia. La pérdida de un magnífico animal, por grande o pequeño que sea, es algo que todos lloramos. Y mientras trabajamos por un mundo más sano para todos los seres vivos, incluso para nosotros mismos, me comprometo con el proceso continuo de rehumanización para que podamos darnos cuenta que estamos conectados. Te pido que tú también te comprometas a hacerlo. Practica ver a alguien con quien no estás de acuerdo como un humano, y en última instancia, mírate a ti mismo como un animal que necesita cuidados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable LORO PARQUE, S.A..
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  LORO PARQUE, S.A..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web usa cookies para mejorar su experiencia en nuestra web.    Configuración
Privacidad